Cuando pensamos en un regalo para los niños, siempre buscamos un productos que no solo sea utilizado por poco tiempo sino que puedan usarlo a medida que van creciendo. Y este producto cumple perfectamente con esa condición.
Se trata de una silla Tripp Trapp de la firma Stokke, la cual permite que pueda regularse en profundidad, lo que permitirá que el niño que la utiliza pueda estar cómodo a la hora de sentarse a la mesa con sus pies y espaldas apoyadas en la silla.
La silla se adapta perfectamente con el crecimiento del niño, y con la regulación de profundidad también se adapta a la talla de ellos. Dándoles un perfecto confort en el largo del tiempo.
La  trona la puedes conseguir en las tiendas de El Corte Inglés o Prenatal, en alguno de sus 16 colores que ofrece y el precio de venta es de 180.00 euros.
Teniendo en cuenta que esta silla realmente le sirve para toda la vida, desde bebé hasta adolescente el precio no resulta muy elevado y como regalo es muy práctico y novedoso para esta Navidad 2010.
 
Recuerda:
  • La silla se adapta al crecimiento del niño
  • Le permite estar a la altura de la mes
  • Y la utiliza gran parte de su vida.