Regalos para niños que están en el hospital

La vida está rodeada de tópicos. Uno de los tópicos más falsos es el de convertir en sinónimo infancia y felicidad. La realidad es que existen muchas personas que guardan un recuerdo negativo de sus primeros años de vida. Personas que no harían nada por regresar al pasado desde su madurez. Pues bien, también es un error pensar que la niñez es sinónimo de salud. Está claro que existen muchos niños que tienen que hacer frente al dolor en sus primeros años de vida. Existe una película excelente sobre esta cuestión: La decisión de Anne en la que trabaja la guapísima Cameron Diaz.

Pues bien, en relación con la salud de la infancia, existen algunas organizaciones que realizan una excelente labor social: Adano es un ejemplo de esta cuestión que lucha contra el cáncer infantil. Por otra parte, también existen personas que dedican parte de su tiempo libre a hacer felices a los niños que están ingresados en el hospital, por ejemplo, los payasos que hacen reír a los peques. Lo más importante es normalizar siempre en la medida de lo posible la vida de un niño más allá de que no vaya al colegio durante un tiempo por temas de salud.

Por otra parte, las visitas son esenciales para un niño, por ello, también necesita más cariño y atención. En este sentido, una forma de mostrarle el cariño, es hacerle un regalo. Por ejemplo, puedes regalarle un libro que le ayude a disfrutar del tiempo e ir más allá de su realidad a través de la imaginación y de la fantasía. En circunstancias especiales como esta, puede ser muy positivo preguntarle al niño qué le gustaría que le regalasen. La verdad es que así sabremos que hemos acertado en nuestra elección.

Los regalos son importantes también para mostrar el cariño. A lo largo del año, se organizan diferentes actos solidarios para ayudar a todos aquellos niños que atraviesan por un mal momento y que, a pesar de todo, no dejan de sonreír. Sin duda, le mandamos mucha fuerza y energía positiva a todas aquellas familias que ahora mismo están sufriendo por la enfermedad de un niño.

Imagen: SEAP