Los niños, cuando son bebés, suelen tener mucho frío en sus pieriecitas, ya que al sentarlos en el cochecito, esta parte de su cuerpo queda al descubierto. Pero, para muchas madres esto tiene solución: los babylegs que, traducido al castellano, son los tradicionales calentadores o cobertores de piernas que poseen una serie de beneficios, además de calentar las piernas del pequeño, es mucho más fácil cambiar el pañal, en un plis plas; hace que sus rodillas están protegidas contra los golpes; es más fácil ir al baño, por sí solos, sea más sencillo.
En babylegs.com nos encontramos con múltiples modelos -vamos, para todos los gustos y, por un precio bastante aceptable-. O sea que, en invierno, deberíamos apostar por esta prenda

.