Respeto al profesor

En Cataluña se va a considerar al profesor como Autoridad Pública. Por ello, es una buena ocasión para reflexionar sobre el respeto que los niños deben tener a los docentes desde la más tierna infancia. Pues bien, dicho respeto comienza en casa, por ello, aquí tienes unas sencillas pautas a la hora de hacer ver a tu hijo cómo debe comportarse en el cole de una forma responsable:

1) Los niños deben conocer que sus actos tienen unas consecuencias. A veces, son positivas y otras son negativas. Es decir, si hacen algo bien tendrán un premio que no es material. Por ejemplo, podrán ver la televisión un rato por la noche. Pero en cambio, cuando se comportan de la forma inadecuada también tendrán un castigo que les hará tomar conciencia de cómo deben obrar en los diferentes ámbitos de la vida. La disciplina implica un comportamiento adecuado en casa pero también en el colegio.

Por ello, deben ser los propios padres los que den ejemplo y nunca critiquen a un profesor delante de su hijo ya que eso es una forma de restar autoridad al docente.

2) Por otra parte, los padres deben tener tutorías con los profesores con cierta regularidad para poder hablar de los temas importantes. De todo aquello que afecta al niño, de cuál es su rendimiento académico y su comportamiento en clase. De este modo, se puede analizar al alumno desde un punto de vista completo de integral. Pero también, individual, es decir, cada alumno es diferente y tiene sus propias necesidades.

3) Los niños deben motivar al niño para que vea el colegio como un centro de aprendizaje en donde obtienen nuevas ideas y proyectos. Pero también, un lugar ideal para la amistad y para hacer nuevos amigos.

4) Los niños siempre deben mantener silencio mientras habla el profesor, levantar la mano para pedir turno de palabra y respetar el mobiliario de la clase para cuidarlo y conservarlo en buen estado.

5) La educación en valores es esencial, por tanto, apuesta por la ética desde la más tierna infancia.

El curso académico sigue su curso otoñal así que es buen momento para reflexionar sobre esta cuestión.

Imagen: Little Superstition