corazon2 San Valentín es una fecha importante y vital en el corazón humano pero lo importante es que los niños no queden al margen de una celebración tan necesaria en tiempos de crisis, donde el color gris ha nublado la visión de tantas personas que lo han dado todo por perdido. Los niños también se merecen su San Valentín porque de hecho, no existe amor más incondicional que el que tienen los padres por sus hijos.

Hoy te invitamos a que tengas muestras de amor con tus hijos, como el mejor regalo para nutrir su autoestima, su bienestar y su alegría. Aquí tienes algunas ideas:

1. El primer regalo, y muy importante, es que compartas tiempo con tu hijo, que te molestes en saber qué quiere, qué desea y qué le gusta. Muchas veces, los padres dan muchas cosas por supuesto y no se molestan de verdad en conocer a sus hijos tal y como son.

2. Hacer planes caseros es una alternativa excelente en invierno. En ese caso, solo tienes que dar rienda suelta a la creatividad: ¿Qué tal decorar la casa con un ambiente de San Valentín para disfrutar de la cena con un clima más acogedor? A los niños les encanta este tipo de planes.

3. Hoy convierte a tu hijo en protagonista de tu vida: ¿Acaso no es la persona que más quieres en el mundo? Entonces, también puedes hacer un plan más especial con él. Por ejemplo, ver una película de Disney en casa o regalarle un cuento de amor.

4. Prepara para tu hijo su menú favorito en la hora de la cena para que disfrute de verdad de la velada. Los planes más sencillos en realidad, son los que más se valoran.

5. Si te apetece hacer un regalo material a tu hijo, entonces, puedes optar por algo tan sencillo y tan útil al mismo tiempo como una colonia.