hogar

Cena en Nochebuena en el Teléfono de la Esperanza de Pamplona

Cena en Nochebuena en el Teléfono de la Esperanza de Pamplona

Cena en Nochebuena en el Teléfono de la Esperanza de Pamplona. La Navidad es una época en la que la soledad se acentúa todavía mucho más. Y es que, muchas familias hacen hueco en casa para festejar grandes manjares, sin embargo, a veces, perdemos de vista que hay gente que está sola. Es decir, no hay que confundir la soledad con la indigencia o con el hecho de pedir limosna en la puerta de una iglesia.

Existe otro tipo de soledad, la de aquellos que no tienen problemas económicos, y que sin embargo, no tienen con quien reunirse en estas fechas. Es lógico, es una realidad social que las circunstancias de cada persona son diferentes. Pues bien, en una época como la Navidad destacan iniciativas excelentes que se llevan a cabo en ciudades como Pamplona. Y es que, la sede del Teléfono de la Esperanza de esta ciudad organiza una cena para todas aquellas personas que se sienten solas y desean pasar esa noche especial en familia.

Cada año, son muchos los comensales que disfrutan de un menú típico de este tiempo en el que no faltan los dulces propios de estas fechas, como por ejemplo, los turrones. Pero tampoco falta un buen vino para brindar por el presente y por una Navidad que muchos esperan con ansiedad porque gracias a esta iniciativa ya no saben qué es la soledad. De hecho, puede ser la ocasión perfecta para conocer gente nueva y hacer nuevos amigos.

Esta iniciativa llevada a cabo en la capital navarra seguro que puede servir de idea y de modelo para otras muchas ciudades en las que también existe soledad y dolor. Espero que este fin de semana, sean cuales sean tus circunstancias, tengas la mejor navidad del mundo, tal y como mereces. Pero además, este tipo de noticias también son positivas para explicar a los niños que el mejor regalo de la Navidad es tener una familia y mucho cariño alrededor.

Imagen: Sentirme Bien

Ideas para jugar en casa con los niños

Ideas para jugar en casa con los niños

Hoy día, conviene precisar que muchas ciudades ofrecen una agenda de ocio para los niños que merece la pena aprovechar al cien por cien ya que además, en más de una ocasión se trata de propuestas que son totalmente gratis. Algo que es un punto añadido en un momento de crisis económica. Pero además, a veces, también merece la pena convertir el hogar en un escenario de ocio y de recreo. En algunas ocasiones, puede deberse a circunstancias externas, como por ejemplo, el mal tiempo, el frío o la lluvia. Pero en otras ocasiones, también puede deberse a una decisión propia ya que disfrutar de un plan casero te permite pasarlo bien pero a la vez, también descansar y estar con la familia.

Está claro que los niños quieren salir a la calle, ver a otros niños, observar escaparates… Por ello, siempre hay que pensar en un plan B con el que poder entretener a los peques. Aquí tienes algunas ideas que pueden servirte de utilidad:
1) Existen juegos que no pasan de moda: el parchís, el juego de la oca, el tres en raya… Son ideas útiles con las que siempre se pasa bien.

2) Existen otros juegos mentales y creativos como las adivinanzas o el veo veo que además, potencian la imaginación infantil. Utiliza también las sopas de letras o los crucigramas.

3) Puedes animarte a jugar a los disfraces en casa. No hace falta tener disfraces, se puede improvisar algo con toda la ropa que se tiene por casa y ver cuál es el resultado.

4) Preparar un cuentacuentos en el hogar. Es decir, crear una historia y luego representarla.

5) Disfrutar de una tarde de cocina en la que prepares una receta con los niños. Se trata de un plan divertido. Puedes preparar un postre y después, disfrutarlo en una rica merienda.

6) Por supuesto, el cine en casa o ver la tele un rato también te ayudará a desconectar siempre que aproveches la programación infantil especialmente recomendada para los peques.

Existen muchas formas de disfrutar del tiempo de ocio y la verdad es que en casa también puedes pasarlo muy bien. ¿Se te ocurre alguna idea más?

Imagen: Blog Odisea

Color violeta para decorar el cuarto de los niños

El tono violeta o el lila, y cada una de sus matices, es muy empleado en las habitaciones modernas para niños y jóvenes. Dicha gama, se adecúa a cualquier estilo, quedando muy bien con el blanco, el plata y cualquiera de la gama del rosado.

Se dice del violeta que es un tono que estimula la inspiración y la intuición. Por ese motivo, por lo general se elige al violeta para pintar la habitación de los niños.

Los cojines se pueden hacer unos blancos y otros lilas, de igual manera que la ropa de cama y todo lo que se encuentre en la habitación.

Cuando los dormitorios son altos se puede aprovechar la altura para hacer estanterías y, de esa forma ganar espacio. Muchas veces, pueden ponerse las camas como en un segundo piso, haciendo un entrepiso, correctamente amarrado, y abajo se pueden poner el escritorio, el ordenador, guarda juguetes, cajones para colocar todos los trastos que nuestros hijos suelen tener por toda la casa.

Si se aplica el morado más intenso, genera un ambiente más serio y elegante, para niños más grandes que ya están dando un paso más a la pubertad.