Mary Poppins, una película para los niños de hoyEl cine es un vehículo de imaginación que potencia la creatividad en los más pequeños de la casa a través de historias que hacen soñar a los peques. Existen películas que son importantes ayer, hoy y siempre porque el mensaje que transmite es atemporal. Este es el caso de Mary Poppins, una cinta inolvidable que muestra el argumento de una niñera estricta en su educación y que, sin embargo, emplea métodos pedagógicos muy divertidos para educar a dos encantadores niños que forman parte de una familia acomodada pero que a nivel afectivo echan de menos a su padre, un hombre de negocios muy trabajador.

Los padres de hoy en día pueden aprender mucho de Mary Poppins, por ejemplo, pueden aprender que compartir tiempo de calidad con los niños es una riqueza emocional tanto para los peques como para los padres. Además, Mary Poppins también nos recuerda que a nivel educativo es muy importante impartir normas y establecer límites en la educación de los niños para que estos aprendan a diferenciar entre lo correcto y lo incorrecto.

Además, Mary Poppins también es una experta en enseñar a los niños a afrontar la rutina cotidiana desde una perspectiva optimista. Para ello, Mary Poppins muestra lo divertido que pueden ser labores rutinarias como hacer las tareas de la casa y ordenar el cuarto.

Sin duda, Mary Poppins muestra también la excelente labor que realiza cualquier niñera como un referente de educación y un ejemplo a seguir ya que no existe un método más pedagógico que el ejemplo. Mary Poppins es un regalo totalmente atemporal que los niños de hoy en día, inmersos en la era de las nuevas tecnologías, también pueden disfrutar.

Mary Poppins también es una película que muestra cómo la música es un vehículo de entretenimiento que también tiene un alto valor emocional. Mary Poppins cumple su 50 cumpleaños y este dato, lejos de restar valor a la película no hace más que sumar encanto a esta historia emotiva, divertida e ideal para compartir en familia ya que es ideal para abuelos, padres y nietos.

Fuente – El Comercio.pe