Aunque la mayoría de pediatras están en contra del hecho de que haya niños que se pasan muchas horas al día, frente al televisor, también, nos encontramos con algunos médicos que valoran los programas educativos que se emiten en la misma, de manera positiva; pues, pueden ser unos grandes aliados a la hora de educar, de manera divertida, a nuestros hijos. E, incluso, hay algunos que tienen algo muy bueno: son capaces de entretener y de educar a nuestros hijos: “De ninguna forma creo que es una costa mala, es una cosa buena que les entretiene, siempre y cuando estén viendo algo educacional”.

La verdad es que muchos padres, tanto por pereza, como por comodidad, prefieren dejar a sus hijos frente a un programa de televisión, antes de jugar con ellos, o por que están muy cansados o por que necesitan desconectar. Eso sí, los padres tienen que tener en cuenta una serie de cosas, como , por ejemplo, deben seleccionar que programas o videos deben ver nuestro hijos, que sean agradables y que no ofrezcan sólo violencia, sexo o un lenguaje inoportuno por que ese es el problema: en muchas ocasiones, los más pequeños ven programas que no deberían, y ahí empieza el problema, se abandonan los juguetes más tradicionales, por la caja tonta.