Dicen los expertos que el sentido del ritmo es algo natural, pues al fin de cuentas un bebé oye el ritmo del corazón de su mamá mientras está en el útero y escucha música desde los 6 meses de gestación. Pero mejor enfoquémonos en establecer a qué edad se puede empezar a enseñar música a los niños.
A partir de los 6 meses, se recomienda llevar a los bebés a clases de apreciación musical, que les permitirá interactuar con los padres.
A los 3 años, cuando comienzan a experimentar con el baile y las canciones, es el momento ideal para estimular las habilidades musicales de los pequeños, ya que a esa edad pueden comenzar a manejar instrumentos rítmicos, para lo cual no necesitan mucha coordinación de las manos.
Cada instrumento requiere una edad mínima para empezar a aprender a tocarlo. Es recién alrededor de los 5 años, cuando el tamaño de las manos de un chico es el indicado para comenzar a tocar ciertos instrumentos como el piano o el violín. Y aunque aún en esta etapa no pueden leer música, sí pueden empezar a aprender usando la memoria.
Para cuando el pequeño se encuentra en segundo grado, es el mejor momento para aprender a tocar la guitarra, uno de los instrumentos más solicitados en las clases de música.
Aprender a tocar la guitarra no es tarea sencilla, puesto que exige la coordinación de todos los dedos. Para aquellos que comienzan a estudiar de más grandes, es beneficioso haber aprendido antes a tocar un instrumento más simple y tener conocimientos básicos de solfeo. Los niños deben ser constantes en su aprendizaje, ya que se requiere mucha ejercitación.
Un instrumento musical, es una una herramienta sumamente importante para el desarrollo integral de cualquier persona. La práctica  habitual es útil para mejorar la memoria, las habilidades del lenguaje, la conducta y la capacidad de persibir el mundo y los objetos que lo componen.
En tanto que en el plano individual, aprender a tocar un instrumento le brinda a los niños autoconfianza y seguridad, ayudándoles a vencer el miedo y afrontar riesgos.
De todos modos, lo importante es que los niños son los que deben elegir qué instrumento tocar. Ésta no debe ser desición de los padres, sino que ellos serán quienes lo acompañen al niño en su proceso de aprendizaje.

Imagen:

http://asdzazl.es/wp-content/uploads/2012/07/guitarras-flamenca-2.jpg