La familia, el mayor regalo de la Navidad

Existe el concepto de familia, sin embargo, a lo largo del año no siempre es posible encontrar el tiempo necesario para estar todos juntos y pasarlo bien con aquellos que queremos. Pues bien, la familia es un verdadero regalo de paz y de calma que necesitan los niños para crecer en libertad y con esperanza. A lo largo del año, algunos niños sienten que sus padres no les prestan tanta atención como querrían por motivos de trabajo.

O también, a lo largo del año, los niños viven con la presión de las actividades extraescolares, las horas de colegio, el cansancio en la oficina… Por tanto, merece la pena aprender a vivir disfrutando de las pausas y de los respiros que nos brindan las vacaciones. En concreto, el significado de la Navidad está vinculado de forma directa con la familia y con el amor. En tanto que todos los seres queridos se reúnen alrededor de la mesa para brindar juntos por la vida, por la posibilidad de compartir una Nochebuena y una Nochevieja positiva.

Por ello, en Navidad hay que aprovechar para hacer planes con los niños: ir a conciertos de villancicos que se celebran en ciudades y pueblos, poner el Belén o el árbol de Navidad, viajar para visitar a los abuelos y pasar unos días en el pueblo… Más allá del espíritu consumista que impera en la sociedad actual, la realidad es que merece la pena aprender a vivir en contacto con los valores tradicionales de una Navidad que para muchas personas, ni siquiera existe. Y es que, hay gente que no tiene con quien reunirse en este final de año. En positivo, cabe destacar que algunas organizaciones tan excelentes como el Teléfono de la Esperanza siempre organizan proyectos pensando en los más desfavorecidos.

Lo positivo de la Navidad es que es mucho más bonita en aquellas casas en las que hay niños. Porque ellos representan la ilusión, la alegría y la fuerza de la vida, de los regalos y de la inocencia. No olvides que compartir tiempo en familia es el mejor regalo que puedes hacer a tus hijos.

Imagen: Universiblogs