Con tan sólo 6 meses de edad, nuestro bebé está viviendo un desarrollo único. Sus movimientos están ganando en control, primero, su cabeza; después, sus pies y, para terminar, algunos bebés, incluso, tienen sus pequeños preclarillos, en la boca. Y, en algunas ocasiones, ya son capaces de sentarse. En ese tiempo de vida está muy interesados en las personas que les rodean -sobre todo, en su madres y en sus cuidadores-. Hay que recordar que sobre las seis semanas vuelve a sonreír, crea todo un vocabulario de sonidos, y respuestas a los gestos y al lenguaje de adultos que les rodean.

Su visión se empieza a desarrollar con gran rapidez y logra diferenciar y seguir con la vista los objetos, busca, agarrarlos, agitarlos, y los suele meter en la boca, ya que busca saber lo que son. Pero, ahora viene la pregunta, como saber cual es el juguete que hay que comprar de esa edad. Ante todo, deben ser juguetes que permitan que el niño toque, mire, escuche y pueda chupar. Pues a esa edad, a los bebés, lo que más le gusta son la cara de las personas; los colores primarios que sean brillantes; los grandes contrastes -como puede ser jugar con el blanco, el rojo y el negro-; y, los diseños sencillos, simples, sin grandes complicaciones para él.