cesk freixas:avui serem el món

La música es un método muy educativo para los más pequeños de la casa. Cada vez es más habitual que los niños vayan al conservatorio cuando también, están en la escuela para aprender solfeo y tocar un instrumento. Sin embargo, existen también instrumentos de música de juguete que realizan una muy buena función a la hora de enseñar al niño a tocar un poco un instrumento.

Por ejemplo, existe un regalo excelente para sorprender al peque en las próximas vacaciones de Navidad: un órgano. El órgano es muy similar al piano por la posición de las teclas, y la verdad es que resulta fácil para el niño aprender a tocar melodías sencillas.

Uno de los instrumentos de música que más gusta a los niños es la batería, les encanta poder disfrutar de verdad con la fuerza que tiene este instrumento propio de personas modernas. Es verdad que la betería puede ser un poco ruidosa tocada a ciertos momentos del día, por ello, simplemente, tienes que acotar con el niño los horarios de uso para no molestar, especialmente, a los vecinos en caso de vivir en un piso.

La guitarra eléctrica es otro instrumento que fascina a los niños más que la guitarra clásica, por ello, merece la pena aprender a disfutar el momento presente gracias a un buen instrumento con el que el niño puede adentrarse un poco más en el mundo de la música y explorar este terreno.

Para finalizar, existe otro instrumento que también es ideal: el acordeón. Un instrumento que acompaña cualquier reunión entre amigos donde varias personas cantan canciones populares. Lo ideal es incluir en la lista de la carta de Reyes Magos, regalos que de verdad sean ideales para los más pequeños de la casa porque son educativos y entretenidos.

La música es un placer para los sentidos desde el inicio de la humanidad puesto que educa el oido y cultiva la sensibilidad. ¿Qué instrumento es el favorito de tu hijo?