Autumn´s whisper.Después del inicio del curso escolar, el Puente del Pilar se convierte en un buen punto de inflexión para romper la rutina diaria de los niños, aparcar por un tiempo los libros y disfrutar del momento presente con los seres queridos en un destino turístico diferente. El Puente del Pilar es el mejor momento para poder hacer planes en familia pero también, para poder hacer turismo. Está claro que Zaragoza se convierte durante estos días en el destino preferido de muchas familias que encuentran en el encanto de esta tierra aragonesa mucha cultura y entretenimiento.

Sin duda, un paseo por la orilla del río Ebro es una cita obligada para los turistas que quieran fotografiar el río más caudaloso de España. Pero además, la Virgen del Pilar también es un reclamo turístico no sólo para devotos sino también, para quienes quieren conocer la cultura del lugar. Por supuesto, en Zaragoza, la gastronomía es de primer nivel, por ello, todos los turistas pueden conocer bares y restaurantes en los que poder pasar un día diferente.

La jota aragonesa también está directamente vinculada con la cultura. Los niños serán protagonistas este fin de semana en Zaragoza en la tradicional ofrenda de las flores. Un momento muy emotivo para todos los aragoneses. El Puente del Pilar también es un buen momento para ir al parque de atracciones de Zaragoza puesto que este tipo de actividades gustan muchos a los niños que lo pasan genial en las atracciones.

Zaragoza es una ciudad grande pero a la vez, mantiene el encanto de una ciudad tranquila en donde poder pasear y poder disfrutar del encanto de las calles de una capital abierta al turismo. El Puente del Pilar es el momento ideal para dejar los libros más aparcados y poder disfrutar del ocio, desconectar y sacar el máximo partido del buen tiempo que nos está acompañando en los últimos días. Es difícil olvidar que el verano ya ha pasado porque la verdad es que las temperaturas son agradables en muchas ciudades.