El Principito en versión musical

El Principito en versión musical. Ya es jueves, se acerca el fin de semana, y es buen momento para pensar en posibles planes para el tiempo de ocio. Merece la pena disfrutar al cien por cien de la motivación de hacer planes en familia. Y de vez en cuando, es posible apostar por planes más especiales aunque supongan más gasto económico.

Por ello, todos aquellos que puedan hacer algo de turismo y viajar a Madrid en los próximos días están de suerte. Y es que podrán disfrutar de un musical muy especial: El Principito. Desde el 18 de febrero se puede disfrutar de la obra literaria de “Antoine de Saint-Exupéry” que comienza del siguiente modo: “Había una vez un niño que habitaba un planeta apenas más grande que él y que tenía necesidad de un amigo”. Una obra que muchos niños estudian y analizan en el colegio porque forma parte de la historia de la literatura.

Un título destacado que en esta ocasión podrán disfrutar desde una perspectiva diferente en versión musical.  Es decir, se trata de una propuesta que no sólo resulta entretenida sino también, muy educativa ya que los niños podrán acercarse un poco más a esta obra.

Sin duda en esta obra de teatro se protegen al cien por cien los derechos de la infancia en tanto que se exalta el valor de la ingenuidad y de lo espontáneo. Pero además, el encanto de poder disfrutar de una obra en un teatro se convierte en una experiencia muy gratificante para niños y adultos.

Se trata de una obra ambientada en un escenario que deja volar la imaginación del espectador. Por ello, es una propuesta interesante para compartir en familia y de este modo, poder comentar después impresiones, emociones, mensaje de la trama, personajes… Anímate a disfrutar de un musical que logra emocionar a niños y a adultos.

Pero además, el teatro forma parte de la cultura. Por ello, hay que apostar por actividades que fomentan valores, conocimiento, diversión y magia. Por supuesto, también merece la pena que los niños lean la obra literaria: El Principito y que la disfruten.

Imagen: Vanitatis