Consejos para un feliz día en la piscina

No hay plan que pueda gustar más a un niño para una tarde de verano que el hecho de ir a la piscina y poder disfrutar de un buen baño y pasar la tarde en el agua. Por ello, hoy nos gustaría proponerte unos sencillos consejos para poder disfrutar de un agradable plan de piscina en familia:

1. En primer lugar, organizar el bolso con todo lo necesario: un bañador de recambio para que el niño pueda cambiarse de ropa cuando salga de la piscina. No es del todo aconsejable que estén con la ropa mojada. Por otra parte, tampoco olvides la crema solar. Aplícala de forma regular a lo largo del día en la piel del niño.

2. Aunque haya un socorrista, los padres nunca deben perder de vista qué hace su niño en el agua. Se trata de cuidar de su seguridad. Por otra parte, los niños pequeños deben meterse en la piscina que es para ellos y no en la de los adultos donde cubre demasiado.

3. Lleva una merienda para ellos. Un bocadillo y fruta. Del mismo modo, es positivo tener un botellín de agua. Así te ahorras el gasto extra de tener que comprar algo en la cafetería y los niños se alimentan de una forma más saludable. También es posible quedar a comer todos juntos un día en la piscina.

4. Háblale a los niños de los beneficios del deporte, por ejemplo, nadar es una actividad excelente para favorecer el bienestar de la espalda. Pero también, para potenciar la alegría, la ilusión y la satisfacción por la superación personal. En la medida en que los niños superan nuevos retos también se dan cuenta que son capaces de lograr nuevos objetivos.

5. Existen diferentes piscinas en las ciudades, por ello, compara precios antes de hacerle socio en una de ellas. Conviene valorar, además del precio, que esté próxima a la casa. Así te ahorras tiempo.

6. Busca la sombra debajo de un árbol en vez de ponerte al sol.

El mes de agosto todavía puede brindarte el regalo de pasar muy buenas tardes en la piscina. Por ello, disfruta y sé feliz porque merece la pena.

Imagen: No sabes nada