La gran forma de divertirse hoy en día viendo una película o una serie de televisión, con los amigos o la familia es aprovechando las ventajas de las pantallas de proyección, que permiten disfrutar en  casa como si estuvieras en el cine. Ya no más televisores por modernos que sean, ahora puedes hacerte de una pantalla para proyector a tu gusto y acorde a las necesidades. No hay que pensarse en grandes costos y novedades, estas pantallas están hechas para durar y son de lo más versátil.

Para armarte un verdadero cine en casa sólo requiere hacerte de una  Pantalla de Proyección y el Proyector de Video, muchos más versátiles y mucho más accesibles que los televisores más novedosos que te hayan contado, además tan versátiles, insistimos en eso, que podemos ver lo que deseamos ver en el tamaño que nos guste más,  y es que una pantalla de Proyección de un tamaño corriente, resulta más y mucho más que una pantalla de televisor por moderna que sea.

Cierto es que a la hora de comprar puede resultarnos complicado decidirnos sobretodo sino conocemos mucho del tema y nos encontramos con vendedores que están más que inclinados  a vendernos una pantalla de televisor convencional, lo mejor es tener en claro que una pantalla de Proyección es mucho mejor definitivamente. Con algunos puntos claros al respecto, podemos elegir la Pantalla de proyección adecuada, que nos ajuste a lo que queremos y que nos cueste lo que podemos pagar, hay que desechar la idea de que tienen precios inalcanzables porque no es así.

Hay varios tipos de pantallas para proyector según la necesidad de movilidad, las hay Pantalla de Proyección Fija y Pantalla de Proyección Enrollable, puede ser Eléctrica, o manual y la Pantalla de Proyección Portátil, como sus nombres lo indican son para tenerlas fijas o desplegadas, o para guardarlas cuando no están en uso y también para llevarlas donde deseemos con comodidad y sin que por ello resulten menos atractivas.  Otro aspecto importante a la hora de comprar una pantalla de proyección, es el tamaño, hay que tener en cuenta el tamaño, desde la visualidad del espectador por mucho que nos guste una pantalla enorme no resultará tan atractiva para ver si el espacio que tenemos destinada para ella es reducido puede que sea emocionante pero al final será agotador la vista tan enorme en un espacio limitado y lo mismo sucede a la inversa, lo mejor es que con medidas en mano, busquemos el modelo, para que todo sea proporcional.

Es cierto también que algunos pueden decirnos que solo el proyector es suficiente para armarnos un cine en casa, y es cierto porque es posible proyectar imágenes en una pared blanca u otra superficie plana y para muchos eso es suficiente. Sin embargo, al agregar una pantalla de proyección mejora en mucho la  experiencia porque  las pantallas de proyección están diseñadas utilizando materiales especializados con propiedades de brillo óptimas que maximizan el brillo de la imagen y hacen que los colores se destaquen todavía más, hoy en día se pueden adquirir cuatro clases de pantallas para proyector acordes a las necesidades individuales,  trípode, de despliegue manual, eléctrica y de marco fijo. Hay toda una variedad de marcas para completar su equipo personal de proyección en casa, aunque el proyector como hemos dicho, puede resultar solo en una buena experiencia de cine en casa, o una presentación de trabajos aceptable, la pantalla contribuye en mucho a la mejora de la presentación, a la luminosidad, a la nitidez de la imagen y a la apariencia que usted dará al tener todo un equipo que hace el ver cine en casa o proyectar una investigación en todo un agradable momento para los que la vean, así que con proyector hay que hacerse de la pantalla de proyección.