Last flowersCualquier momento del año es propicio para observar la maravilla del mundo que nos rodea pero todavía más durante el verano, momento en el que los niños pasan más tiempo al aire libre, jugando en el parque, en contacto con la naturaleza y disfrutando de interminables días en la playa y en la piscina.

La educación en valores comienza en la niñez, por ello, son los padres los que tienen que ofrecer valores que estimulen a los niños en la conciencia ecológica. Sin duda, el ejemplo es uno de los mejores regalos educativos que los hijos pueden recibir.

El día 5 de junio, puedes estrenar los primeros días de mes sumándote al Día Internacional del Medio Ambiente para festejar con los niños una jornada que nos recuerda el valor de lo importante. Para ello, puedes consultar la agenda de actividades que se celebran en tu ciudad con motivo de esta fiesta.

O también puedes organizar actividades familiares, por ejemplo, preparar un picnic en familia y salir a comer al campo, dar un paseo en bicicleta, pasear por una zona peatonal de la ciudad, visitar con los niños el Museo de Educación Ambiental o incluso, acudir al planetario para disfrutar de algunas de las proyecciones.

Con motivo del Día del Medio Ambiente también puedes organizar una jornada turística por la ciudad para hacer fotografías y así, poder colgar después en un mural las bonitas imágenes que habéis tomado a lo largo del día. Podéis colocar el mural en un lugar especial de la casa a modo de recuerdo.

También puedes animar al niño para que haga un dibujo inspirado en un entorno que conoce o para que escriba una redacción con motivo del Día Internacional del Medio Ambiente para que así, reflexione sobre un tema especial.