Bicicleta para niños, Bike in progress 14

Con la llegada del buen tiempo, es momento para pensar en actividades al aire libre en las que los niños puedan disfrutar, relajarse y practicar deporte al mismo tiempo. Existe un deporte universal: el de la bicicleta. La mayoría de los niños afrontan en algún momento el reto de aprender a montar en bici. En general, los niños comienzan andando en cuatro ruedas. Pero cuando toman la confianza necesaria pueden dar el paso de recorrer el mundo sobre dos ruedas. Este proceso, claro está, implica tiempo y mucha paciencia y apoyo por parte de los padres. Sencillamente, porque en este aprendizaje también puede haber alguna caída sobre el suelo como consecuencia de la pérdida de equilibrio.

Una bicicleta puede ser un buen regalo en el cumpleaños del niño. Pues bien, hoy me gustaría darte una idea en concreto: la bicicleta para niños Bike in progress que es ideal para niños de a partir de 3 años. Puedes comprar esta bicicleta a través de Imaginarium tanto con pedales como sin pedales. Ambos modelos favorecen el desarrollo del niño, la autonomía, la independencia y permiten que el niño aprenda a controlar el sentido del equilibrio.

El precio de la bicicleta es 199 euros. Sin duda, la seguridad es muy importante cuando el niño realiza deporte, por ello, deben utilizar casco siempre que utilicen la bicicleta. Por otra parte, es mejor que los niños también vayan en bicicleta en un espacio seguro, por ejemplo, en parques. La bicicleta es también muy útil en los pueblos donde muchas familias disfrutan de sus vacaciones de verano alejadas del estrés de la ciudad y del exceso de tráfico.

Los niños disfrutan mucho cuando andan en bicicleta. Pero además, este regalo es excelente teniendo en cuenta que los beneficios del deporte en los niños son infinitos. A través del ejercicio físico cualquier niño descubre su capacidad de afrontar nuevos retos, mejora la coordinación de los movimientos y la flexibilidad. Esta bicicleta además tiene un modelo muy moderno y actual que seguro que encantará, y mucho, a los niños que tienen a partir de tres años de edad.  Está claro que la diversión que aporta una bici merece la pena.

Imagen: Imaginarium