Visita en familia: Territorio Dinópolis

Este mes de diciembre es un tiempo muy especial ya que la familia se convierte en el motor fundamental para muchas personas a la hora de disfrutar del tiempo libre. Y es que, en breve los niños tendrán dos semanas de vacaciones, sin embargo, esta misma semana ya tienen la ocasión de disfrutar del puente de la Constitución. Del mismo modo, hoy en Navarra se celebra el día de San Francisco Javier, patrón de los navarros.

¿Qué planes puedes hacer durante estos días con tus hijos? Está claro que vale la pena encontrar un momento para disfrutar del alumbrado navideño que se observa en las calles y crea un ambiente perfecto durante estas fechas. Pero también es posible buscar planes alternativos y diferentes, por ejemplo, nada mejor que pasar un día diferente en Jurassic Park.

Un nombre que nos recuerda al mítico título de la película de Hollywood en la que viajamos al pasado para ver de cerca el mundo de los dinosaurios. Nada más lejos de la realidad, en esta ocasión, Jurassic Park te permite adentrarte en un parque temático diferente. En concreto, del 8 al 11 de diciembre puedes llevar a tus niños a Territorio Dinópolis que está situado en Teruel.

Sin duda, la comunidad de Aragón te ofrece paisajes que merecen la pena y un encuentro con la cultura. Pues bien, si buscas alojamiento entonces puedes encontrar el mejor hospedaje en el Hotel Civera que tiene dos estrellas.

La verdad es que el mes de diciembre es una época a la que los niños les cuesta mucho concentrarse delante de los libros, sencillamente, porque las tentaciones del ocio y las distracciones son evidentes. Pero por esta época del año también existen alternativas ideales para pasarlo bien en familia, como por ejemplo, patinar sobre hielo y hacer deporte. Después ya llegarán los Reyes Magos con sus regalos en el mes de enero, sin embargo, la navidad también es un tiempo de hacer obsequios espirituales. Por ello, nada como disfrutar del tiempo en familia y con aquellos que queremos para recuperar el valor de lo esencial en la propia vida.

Imagen: Dinopolis