reading in East Timor_2

Hoy es una fecha especialmente propicia para organizar una tarde de viernes en familia con el objetivo de disfrutar de una cita cien por cien cultural. Suele ser habitual ir con los niños de tiendas para comprar ropa nueva, pero no es tan frecuente, acudir con los niños a las librerías con el objetivo de poder echar un vistazo al catálogo bibliográfico infantil con el objetivo de hacer una compra.

Un libro es un buen regalo en cualquier época del año y los padres que quieran ser previsores pueden aprovechar los descuentos especiales que ofrecen las librerías este viernes, para ahorrar un dinero en la compra de los próximos regalos de Reyes Magos. Es decir, es posible comprar varios libros infantiles con los que los niños pueden entretenerse durante el fin de semana.

Un libro es un regalo que además, puede compartirse. Es decir, una vez que un niño ha terminado la lectura del mismo es posible dárselo al otro hermano para que pueda saborear sus páginas. Y después, es posible comentar las impresiones familiares respecto de esa obra, un plan sencillo que une mucho.

Pero además, a pesar de que los niños de hoy día son nativos digitales que han nacido de lleno en la sociedad de las tecnologías, es muy importante que los niños no pierdan el contacto con el libro tradicional cuyo valor es incalculable. Un libro es un buen compañero de juegos, un fantástico plan de entretenimiento, una forma de descubrir el mundo y de crecer como persona.

Al igual que los adultos tienen la función de asesorar a sus hijos en la elección de los contenidos de televisión, también deben hacer lo mismo a la hora de elegir los mejores libros para aportar a los niños ilusión, seguridad, confianza, sueños, felicidad, emociones y ganas de aprender. Disfruta del Día de las Librerías en pueblos y ciudades en esta tarde de viernes.