ideas

Libros infantiles para regalar


Cuando se trata de hacer un buen regalo para un niño podemos pensar en otras cosas que no sean sólo juguetes. También los libros infantiles son una buena opción.
Tienen la ventaja de que acercan al chico al “objeto libro”, lo que les puede iniciar en el hábito de la lectura, aunque aún no estén leyendo. Además, estimula la imaginación y la curiosidad y puede ser un motivo de intercambio de comunicación con los adultos o con los hermanos.

Existe en el mercado una enorme variedad en cuanto a oferta de libros para niños. Lo importante, si queremos regalar, es adecuarnos a la edad: para los niños muy chicos, hasta los cuatro o cinco años lo ideal son libros que hablen a través de las ilustraciones o que sean interactivos, con juegos, pegotines o materiales para ser tocados, o libros para colorear. Tendrán un número limitado de páginas, ya que la atención y concentración de los niños, a esta edad, no es muy grande. En general, se tratará de libros de cuentos, o con argumentos de fábulas de animales o historias que tengan elementos que puedan identificar en su vida cotidiana, como por ejemplo mascotas.

Aunque sean niños pequeños, es importante ofrecerles variedad, para que ellos mismos vayan encontrando aquellos que les interesa o que están acorde a sus gustos.
El libro posibilita a esta edad una excusa preciosa para que los padres pasen buenos momentos contando los cuentos, que seguramente tendrán que repetir una y otra vez, porque esa es una de las características de los pequeños; cuando les gusta un cuento quieren escucharlo varias veces.

Después de los seis años un buen regalo puede ser un libro de aventuras o de magia y misterio, dependiendo de los intereses que empiezan a mostrar. También a esta edad a muchos les gusta empezar a escribir, por lo tanto cuadernos o diarios de anotaciones pueden ser un buen regalo.
Después de los ocho o nueve años ya se les puede regalar libros más grandes, de más de cien páginas y que tengan menos ilustraciones y más texto y probablemente el tema del libro estará más específicamente relacionado con intereses que el niño ya empezó a mostrar en su cotidianeidad.

Actualmente la tecnología puso de moda los libros en formato que no es papel, es decir libros de pantalla, digitales. Seguramente estos los reservaremos para regalar a niños más grandes, que ya demuestran amor por la lectura y será para ocasiones especiales, ya que aún son muy caros.
Un libro es, sin duda, siempre, un buen regalo. Tengámoslo en cuenta.

Fuente de la imagen

Regalar golosinas


Los niños mueren por las golosinas y puede ser una buena idea para regalarles: un lindo paquete de caramelos, chupas-chupas, o chocolatines, gomas de mascar o chicles y hasta galletitas.
Antes de hacer este tipo de regalos a un niño es importante asegurarse con sus padres o cuidadores que puedan comerlos y no estén contraindicados por alguna razón, porque no hay nada peor que regalarle una golosina deseada a un chico y luego tener que sacársela porque le puede hacer mal.

En materia de golosinas, las casas especializadas tienen una enorme variedad, pero también podemos hacer nuestras propias presentaciones con combinaciones personalizadas para regalar.
Puede ser divertido, dejarles en un día, distintos tipos de golosinas en lugares que los chicos recorran de la casa, como por ejemplo en su cama, en los lugares donde juegan, en el baño, en el placard, en la mochila, etc.

Una idea que puede ser interesante es armarles un juego de búsqueda del tesoro con pistas, que en cada estación de pistas tenga una golosina diferente. Finalmente el regalo último deberá ser la golosina más deseada.
Otra forma de regalar golosinas puede ser colocarlas en un recipiente grande, todas envueltas y agregarle al recipiente relleno de papel para que no se vean. Si hay varios niños, se les podrá pedir que saquen uno por vez la golosina que les toque, metiendo la mano en el recipiente sin mirar.

Otro formato de golosinas, para cuando hay un número grande de niños, es la popular “piñata”, que se rellena con ellas y se cuelga para que los chicos se turnen en pegarle al papel hasta romperlo y que caigan y puedan recogerlas del suelo. Acá habrá que tener cuidado que no se lastimen en los forcejeos y que no quede ningún niño sin recoger golosinas.

Seguro a todos se nos puede ocurrir ideas creativas para sorprender a los chicos, de forma tal que disfruten no sólo con el regalo, sino también con la forma original de entregárselos.

Fuente de la imagen

Instrumentos musicales para regalarle a niños

Instrumentos musciales para niños

Uno de los regalos posibles y muy estimulantes para niños de toda edad, son los distintos instrumentos musicales: guitarras, pianos, xilófonos, cítaras, flautas, arpas, tambores y muchos otros.

Lo primero que debemos tener en cuenta al considerar este tipo de regalo es, por supuesto, la edad del niño. No tiene sentido regalar un auténtico instrumento, generalmente caro y delicado en su cuidado, para un niño chico, ya que corremos el riesgo de que no lo aprecie, lo rompa o se lastime o que los padres decidan guardarlo (con muy buen criterio) para cuando sea mayor.

Existen en el mercado variedad de instrumentos musicales, pero en formato juguete, adaptados para niños de distintas edades, con los cuales se corre menos riegos y el niño puede divertirse sin problemas, haciendo uso y abuso de él.

La decisión sobre qué tipo de instrumento regalar va a depender del conocimiento que tengamos de las inclinaciones del niño, aunque, en algunos casos, lo que se busca es, justamente, estimular determinadas inclinaciones.

También será importante que consultemos o tengamos en cuenta la opinión de los padres o cuidadores del niño, ya que ellos serán quienes deban soportar la carga auditiva que estos juguetes traen consigo. Si el niño es muy chico es importante que el juguete tenga una carga auditiva regulable, por el bien de los oídos de la familia y los vecinos.

Los instrumentos tienen diferentes complejidades: por ejemplo los instrumentos de viento no pueden ser regalados a niños muy chicos, porque es probable que se aburran antes de entenderlos. Los instrumentos de percusión son más adecuados, porque el instinto de golpear o pegar contra algo surge desde mucho más temprano. Los de cuerda son de mediana complejidad, aunque depende de cuáles sean los elegidos para regalar.

En suma, es un regalo muy agradable y motivador. Sólo hay que tener en cuenta que se adapte a la edad del niño al que se le regala y tener la paciencia para mostrarle y explicarle las nociones elementales de aprendizaje básico, para que le resulte interesante su utilización y para que luego pueda explorar por sí mismo.

Fuente de la imagen

¿Regalos tecnológicos para niños?

Tecnología niños

En la actualidad es muy común observar niños que, a edades cada vez más tempranas, tienen teléfonos móviles o computadoras portátiles en su poder, porque les han sido regaladas por padres, tíos, abuelos o padrinos para algún cumpleaños.

Qué nos dicen los especialistas sobre esta tendencia? Es bueno para ellos? Es una nueva forma de estimularlos intelectualmente? Ayuda para que estén al día con los avances tecnológicos y puedan en el futuro competir con ventajas en el mercado? O por el contrario les estamos achicando la niñez, esa etapa llena de ilusiones y de imaginación tan importante para el desarrollo de un ser humano feliz? Son estos aparatos inocuos para la salud o no es así a largo plazo?

Es indudable que el mercado de teléfonos celulares infantiles llegó para quedarse, así como las computadoras portátiles pequeñas diseñadas para niños. Pero, la decisión de si deben ser usadas o no por los hijos siempre debe ser de los padres.

Hace unos años, en el 2006 se produjo una discusión en Estados Unidos y Europa sobre uno de los aspectos que preocupan a los adultos en este tema: el de las posibles consecuencias a largo plazo de la radiación de las frecuencias radiales, que pueden emitir los teléfonos celulares, tema que está aún siendo evaluado científicamente. Los informes en general coinciden en que no es concluyente que estas radiaciones puedan ser perjudiciales, pero son cautelosos por el hecho de que todavía no puede ser testeado el largo plazo. Las decisiones de los países, en esta materia, son diferentes. Pero la decisión final es de los padres.

Otro tema es el uso que se pueda hacer de estos aparatos: cómo ubicar filtros para temáticas que no deben estar al alcance de niños de corta edad y cómo limitarles el tiempo de utilización de los mismos para evitar la adicción dañina.

En conclusión si nuestra intención es hacerle un regalo tecnológico a un niño, sería recomendable que ese niño no tenga menos de ocho años y también es deseable conocer la opinión de sus padres sobre estos aspectos planteados.

Fuente de la imagen

¿Qué regalar a un niño que cumple un año?

Regalo Niño de un año

El cumpleaños de un año de un niño es un acontecimiento especial, a veces muy celebrado. Aunque muchas veces los chicos no son los que más disfrutan de él, porque se enteran poco y lo recuerdan menos, las mamás suelen estar dispuestas a que este momento no pase desapercibido; después de todo en el nacimiento la mamá estaba muy ocupada y lo celebraron otros; ahora es el turno de ella de celebrar.

A la hora de elegir ese regalo especial que queremos para nuestro hijo o para el hijo de amigos o familiares deberemos tener en cuenta qué es lo que hace un niño de un año, porque sino correremos el riesgo de que el regalo ni siquiera sea tomado en cuenta por el cumpleañero.

En la evolución infantil normal, esa etapa del primer año corresponde al comienzo de la exploración de lugares fuera del entorno materno, por ejemplo pasillos, otras habitaciones, muebles cercanos, ya que el niño está empezando a caminar o quizás ya gatea. Es común que algunos papás opten, entonces por la utilización del andador, y aunque algunos expertos no lo recomiendan, lo cierto es que tiene la ventaja de que el niño se puede desplazar, mientras una cubierta de seguridad a su alrededor lo protege. No siempre protege a los muebles, pero ese es otro tema. Esto convierte al andador en un posible y útil regalo para el acontecimiento. Los hay muy variados: algunos tienen luces para la estimulación visual y otros tienen, además sonidos que pueden ser música o ruidos de animales y otros. En este último caso es mejor contar con andadores a los que se pueda interrumpir en algún momento esa estimulación auditiva, porque de lo contrario los padres o cuidadores del niño terminarán en estado de desesperación.

Otros regalos que pueden ser bonitos, no son peligrosos y los hay de todo precio son los peluches. Los muy grandes son visualmente hermosos, pero es probable que para un niño de esa edad, sólo sea un adorno para su cuarto y no un juguete para usar, por lo tanto conviene pensar en peluches de menores proporciones, aquellas que un niño pueda abarcar con sus brazos o un poco más chicos.

Otra opción puede ser juguetes para apilar o hacer torres ya que a esta edad esa es una actividad muy apreciada. Estos constan de piezas de diferentes tamaños, que pueden ser ubicadas una encima de la otra sin esfuerzo de encastre.

Un regalo muy apreciado por los niños a esta edad es un teléfono adecuado para que jueguen y también para que lo lleven a la boca. No olvidemos que estamos en plena etapa de aparición de dientitos.

Estas y otras ideas pueden servir a la hora de decidirse.

Fuente de la imagen