Taxi

Los juguetes son todo un símbolo de ocio y de diversión infantil que no pasa de moda y es que, aunque el mercado del juguete como tal sí ha evolucionado hasta convertirse en más sofisticado, la realidad es que todos los niños de todas las generaciones han crecido gracias al entretenimiento de los juguetes.

Por ello, el juguete también es todo un arte que se puede disfrutar en el Museo Valenciano del Juguete, que es un plan excelente para realizar en familia y viajar a través del tiempo gracias a la magia de los juegos infantiles que traen tan buenos recuerdos, también, a los adultos. La infancia es uno de los momentos de la vida inolvidables y deja huella en la mente de muchas personas.

El Museo Valenciano del Juguete tiene más de 4000 piezas que se han recopilado gracias a donaciones de empresas pero también, gracias a la colaboración de particulares que han querido dar su granito de arena.

Algunas exposiciones son virtuales por lo que puedes disfrutar desde la comodidad de tu propia casa de la diversión de pasarlo genial contemplando los diferentes juguetes que hay en este lugar en el que los adultos vuelven a sentirse niños. Puedes encontrar juguetes de hojalata, de madera, pero también, de cartón y de plástico.

Una forma visual y muy gráfica de observar cómo ha evolucionado el mercado juguetero. Cuando el Museo Valenciano del Juguete abra sus puertas de forma definitiva al público también contará con actividades didácticas pensadas para los más pequeños de la casa porque el público familiar es el público objetivo de este museo que puede hacer tanto bien en el tiempo de ocio.

El Museo Valenciano del Juguete es especial y una cita ineludible en la agenda de muchas familias puesto que para los niños no existe nada que sea tan divertido como un juguete, y todavía más, cuando los niños del siglo XXI pueden conocer cómo eran los juguetes de antes gracias a este recorrido por la historia.