Michelle Obama se ha puesto en movimiento para lanzar mensajes de vida saludables a niños y a adultos, es decir, en Estados Unidos existe un alto nivel de sobrepeso, por ello, la mujer del presidente de Estados Unidos no quiere quedarse quieta, y se ha animado a predicar con el ejemplo para que el ejercicio físico y una buena alimentación sean protagonistas de los hogares de Estados Unidos. Pero por supuesto, este mensaje de salud puede ser extendido a cualquier parte del mundo.

Michelle Obama ha presentado el programa ¡A moverse! Escuelas activas, que tiene como objetivo educar a los niños en la importancia de apostar por unos hábitos de vida activos en donde el ejercicio físico es vital para tener un buen nivel de bienestar física y mental. Es decir, ha llegado el momento de ver menos la televisión, estar menos jugando ante el videojuego para salir a caminar con la familia, para jugar en el parque o ir a clases de gimnasia. De hecho, el mejor regalo que puedes hacer a tu niño en este contexto, es apuntarle a clases de deporte.

Michelle Obama aseguró: “Sólo uno de cada tres de nuestros hijos tiene una actividad física diaria”. Datos que hablan por sí mismos teniendo en cuenta que es en la niñez cuando una persona recibe hábitos importantes el resto de su vida.

Y añade: “Esto no es malo solo para sus cuerpos. También es malo para sus mentes, porque ser menos activos realmente puede afectar el desempeño académico de los niños”. Conviene recordar que en el ser humano, cuerpo y mente son dos realidades que se dan la mano, por tanto, conviene no descuidar la actividad física para poder tener un perfecto equilibrio físico y mental.

Además, en muchos casos, como por ejemplo, en los deportes de equipo, el ejercicio físico es la excusa perfecta para poder poner en práctica valores sociales, relaciones de amistad e ilusiones renovadas.

Más información: Prensa Libre