Cuando se trata de hacer un buen regalo para un niño podemos pensar en otras cosas que no sean sólo juguetes. También los libros infantiles son una buena opción.
Tienen la ventaja de que acercan al chico al “objeto libro”, lo que les puede iniciar en el hábito de la lectura, aunque aún no estén leyendo. Además, estimula la imaginación y la curiosidad y puede ser un motivo de intercambio de comunicación con los adultos o con los hermanos.

Existe en el mercado una enorme variedad en cuanto a oferta de libros para niños. Lo importante, si queremos regalar, es adecuarnos a la edad: para los niños muy chicos, hasta los cuatro o cinco años lo ideal son libros que hablen a través de las ilustraciones o que sean interactivos, con juegos, pegotines o materiales para ser tocados, o libros para colorear. Tendrán un número limitado de páginas, ya que la atención y concentración de los niños, a esta edad, no es muy grande. En general, se tratará de libros de cuentos, o con argumentos de fábulas de animales o historias que tengan elementos que puedan identificar en su vida cotidiana, como por ejemplo mascotas.

Aunque sean niños pequeños, es importante ofrecerles variedad, para que ellos mismos vayan encontrando aquellos que les interesa o que están acorde a sus gustos.
El libro posibilita a esta edad una excusa preciosa para que los padres pasen buenos momentos contando los cuentos, que seguramente tendrán que repetir una y otra vez, porque esa es una de las características de los pequeños; cuando les gusta un cuento quieren escucharlo varias veces.

Después de los seis años un buen regalo puede ser un libro de aventuras o de magia y misterio, dependiendo de los intereses que empiezan a mostrar. También a esta edad a muchos les gusta empezar a escribir, por lo tanto cuadernos o diarios de anotaciones pueden ser un buen regalo.
Después de los ocho o nueve años ya se les puede regalar libros más grandes, de más de cien páginas y que tengan menos ilustraciones y más texto y probablemente el tema del libro estará más específicamente relacionado con intereses que el niño ya empezó a mostrar en su cotidianeidad.

Actualmente la tecnología puso de moda los libros en formato que no es papel, es decir libros de pantalla, digitales. Seguramente estos los reservaremos para regalar a niños más grandes, que ya demuestran amor por la lectura y será para ocasiones especiales, ya que aún son muy caros.
Un libro es, sin duda, siempre, un buen regalo. Tengámoslo en cuenta.

Fuente de la imagen