Lectura recomendada: Leer y reciclar

Existen muchos libros en el mercado editorial que merece la pena tener en cuenta puesto que existen grandes ideas que mejoran la vida de tantos niños en el mundo. La infancia es un paraíso de relax y de bienestar. Este verano, os proponemos una lectura que seguro que resulta de interés para todas las familias que disfrutan compartiendo tiempo en común porque en familia también se potencia la creatividad: Leer y reciclar: Manualidades fáciles y creativas para niños.

Estamos en la sociedad de las tecnologías y los niños del siglo XXI tienen una dependencia excesiva respecto de la técnica. Sin embargo, conviene potenciar hábitos que refuercen la creatividad en los peques gracias a ideas como las que es posible encontrar en este libro porque estimulan la mente.

Es un libro que contiene ideas muy prácticas y útiles, por tanto, se convierte en una buena inversión de aprendizaje y de ocio. Pero además, la estética del libro es perfecta, cuidada hasta el más mínimo detalles. Por tanto, disfruta de esta divertida lectura. Puedes aprender a hacer nuevas manualidades y aprovechando materiales reciclados, una fórmula perfecta para concienciar a los más pequeños de la casa, desde temprana edad, de lo importante que es apostar por la conciencia ecológica y por el cuidado del medio ambiente puesto que la protección del planeta es una responsabilidad compartida.

Por otra parte, existen niños que no saben apreciar un libro porque en su casa no existe aprecio por la cultura. Por tanto, es de vital importancia convertir los libros en regalos divertidos para el día del cumpleaños o en cualquier otro momento del año porque no existe nada tan bonito como un buen libro para sorprender al niño.

El verano es una de las mejores épocas del año para poder hacer un buen regalo al niño después de todo el esfuerzo que ha realizado a lo largo del curso escolar para aprobar los exámenes. Pero además, un buen libro es ajeno al materialismo y al consumismo de la sociedad actual.

Crear y reciclar es una fórmula perfecta para sacar el máximo partido de los recursos existentes.

Imagen: Petit-On