Las madrastras ya no son lo que eran

Este viernes en Telecinco emitieron una noticia muy curiosa en relación con los cambios sociales y los nuevos modelos de familias. Durante mucho tiempo el concepto de madrastra estaba vinculado de forma directa con una figura negativa. ¿Quién no recuerda la madrastra de la Cenicienta? Uno de los cuentos de hadas más famosos de todos los tiempos y que cuenta con el cariño del público. Lo cierto es que el propio término de madrastra suena fatal, seamos realistas.

Más allá de la terminología del lenguaje que a veces, puede resultar un tanto fría conviene ir más allá para observar con perspectiva lógica la situación social que vive el amor. Lo cierto es que mientras que hace unas décadas era habitual que cualquier pareja tuviese una historia para toda la vida, hoy día, las estadísticas muestran que los números de divorcio aumentan incluso en parejas que llevan muy pocos años de convivencia en común. Una separación siempre es difícil pero todavía resulta más complicada en aquellos casos en que tiene hijos en común.

Por una sencilla razón y es que, desde un punto de vista emocional, cuando dos personas rompen, la realidad es que necesitarían poder distanciarse el tiempo que fuese necesario, para empezar de nuevo y olvidar de verdad. Sin embargo, existe una paradoja real y es que, aquellas parejas jóvenes que se separan y tienen hijos en común, tienen ya para siempre un nexo de unión tan importante como un hijo.

La situación de las aulas muestra que cada vez existen más casos de niños cuyos padres están separados. Pero también, se suma una realidad y es que, dichos padres en algún momento vuelven a rehacer su vida, es decir, vuelven a confiar en el amor por lo que, esos niños tarde o temprano, tienen que familiarizarse con la novia de papá o con el novio de mamá.

Pues bien, el psicólogo explicó ayer en la noticia de Telecinco que tomando la actitud adecuada, cualquier pareja se alegra de que su ex conozca a una buena persona sencillamente, porque eso también repercute en la felicidad del niño. De hecho, en la noticia, muchos niños comentaban que se sentían afortunados y muy queridos por la pareja de su madre o de su padre.

Los tiempos están cambiando y creo que es importante estar abierto a la realidad social. Además, también existen madres solteras que tienen un gran coraje o padres que enviudan jóvenes y educan a sus hijos con esperanza.  

Imagen: Walle y los siete enanitos