Prazer, Mariana Rosalen

Uno de los hábitos más importantes que pueden adquirir los niños desde que son pequeños, a una edad muy temprana, es tener el gran privilegio de aprender a comer de todo, dejando de lado esas manías típicas de los peques que se cierran a probar ciertos productos, porque sin haberlos saboreado ya imaginan que saben mal. Con motivo de una buena educación alimentaria la Fundación Eroski ha organizado una iniciativa muy positiva que se va a llevar a cabo en Pamplona los sábados por la mañana en los Supermercados Eroski. Está dirigida a niños de 3 a 12 años de 10:00 a 12:00 horas.

Es decir, se trata de un buen regalo para los más pequeños de la casa, teniendo en cuenta que es un plan de ocio que pueden hacer con otros niños en fin de semana, pero que además, se trata de una actividad diferente, divertida y muy educativa. Estos talleres van a estar en vigor hasta el próximo mes de julio por lo que hay tiempo más que suficiente para poder tener una buena alimentación. Los niños podrán conocer diferentes frutas y verduras, y también, los beneficios que estas frutas producen sobre la salud.

Esta iniciativa tiene como objetivo promover la formación en los peques puesto que la obesidad infantil se ha convertido en un grave problema a nivel social que surge como consecuencia de sumar una vida sedentaria a una mala alimentación con un exceso de ingesta de bollería industrial.

Los padres pueden motivar a los niños para que acudan a estos talleres, como un regalo excelente de invierno o de primavera puesto que los más pequeños de la casa, no siempre saben muy bien qué es una alimentación sana. De esta forma, los niños se acercan a la comida como si fuese un juego.

Merece la pena destacar la excelente labor de la Fundación Eroski, puesto que esta iniciativa va a hacer mucho bien en muchos hogares en los que hay niños pequeños. ¿Qué te parece este plan de sábado para los peques?