En verano siempre surge un eterno problema: Con tanto tiempo libre… ¿Cómo se entretienen los niños?

Lo cierto es que aunque en verano tienen mucho rato para juegos y para ir a la piscina, no es saludable, tampoco, estar todo el día fuera de casa. Conviene tener unas rutinas de horarios. Pero además, existe otra limitación real. La que surge de conciliar trabajo y familia puesto que las vacaciones laborales no son tan largas como las de los niños.

El grupo Vaughan organiza actividades en inglés para los más pequeños de la casa. Una opción más que interesante ya que aprender el inglés desde la niñez abre muchas puertas a todos los niños. Aprender una segunda lengua desde la infancia abre muchas puertas en la etapa adulta ya que comprender el inglés también sirve para optar a diferentes puestos de empleo y tener más trabajo.

Los campamento suelen tener una duración de 1 o 2 semanas y también puedes encontrar actividades para grupos de diferentes edades. El grupo Vaughan cuenta con reconocido prestigio en el área de formación. Pero además, aquellos padres que no quieren que sus hijos salgan de casa este verano, pueden solicitar información sobre cursos que se realizan vía email o sobre actividades que se realizan a través del correo electrónico.

Aprender inglés en verano ayuda a los niños a reforzar los conocimientos adquiridos a lo largo del curso. Y también es una oportunidad excelente para aprender de una forma amena y divertida otro idioma. Los campamentos de verano están vinculados con un entorno más lúdico que se convierte en el escenario ideal para el estudio.

Pero a la vez, este tipo de programas favorecen la conciliación laboral de los padres en la época estival puesto que los más pequeños de la casa, están disfrutando y aprendiendo mientras los padres trabajan y siguen con su rutina habitual en la oficina.

El grupo Vaughan es una buena opción que puedes tener en cuenta como actividad extraescolar de este verano.