books

En verano, los niños pasan mucho tiempo en contacto con la naturaleza, disfrutan de los planes al aire libre, de las largas tardes en la piscina y de los juegos en el parque. Por ello, durante los meses de julio y agosto, los peques tienen la lectura un tanto aparcada. Es decir, con el inicio del curso escolar, merece la pena pensar en nuevas iniciativas con las que estimular a los peques para que se diviertan, lean más y disfruten de los cuentos infantiles que no sólo entretienen sino que también, sirven para potenciar y reforzar la creatividad de los más pequeños de la casa.

La Colección Dumbo es exclusiva para coleccionistas, es decir, para personas que quieren tener una auténtica joya literaria infantil. No por el precio, que es muy asequible, sino por el gran valor que tiene la colección para los niños. Esta colección puede ser un buen regalo para la vuelta al cole y un regalo que colocar en las estanterías de la habitación para ir creando un ambiente de estudio en el hogar. Pero además, es bueno asociar la habitación con la lectura para que el niño pueda leer un rato antes de acostarse.

La presentación de los libros es de calidad no sólo en forma sino también, en contenido. El universo Disney es uno de los mejores para los más pequeños de la casa porque sus historias se adaptan perfectamente a las necesidades de los niños. Niños que quieren soñar, viajar a través de los libros a otros mundos, otras formas de vivir y de sentir. Pero lo bonito de los libros es que su lógica no tiene nada que ver con la realidad. Es decir, en la magia de la ficción todo es posible.

¿Cómo ir creando en el niño un hábito de lectura? En primer lugar, regalando libros al niño. En segundo lugar, tienen que ser libros que sean adaptados de una forma directa a los más pequeños de la casa.

Para finalizar, los padres pueden acompañar a sus hijos en algunos de esos momentos de lectura. Al menos, en fin de semana.

Imagen y más información: Salvat