Bañera pop up para ducha

Un buen baño es vital para el bienestar del niño ya que favorece no sólo su higiene sino también, su descanso y confort. La bañera pop up de ducha es muy práctica y muy útil para bañar al niño. Pero en aquellas casas en las que no hay bañera sino ducha, este regalo se convierte en una primera necesidad ya que puede ponerse en la ducha con total facilidad para bañar al niño de una forma práctica y efectiva. ¿Qué te parece la idea?

Es una buena idea para tener alternativas a la hora de bañar al niño. En muchas casas, existen duchas en vez de bañeras ya que resultan más prácticas para el día a día. Pero a la hora de bañar a un niño es mucho más positivo tener una bañera en casa en la que el niño pueda estar, disfrutar y jugar como cualquier otro niño de su edad.

El diseño de esta bañera es de SARO, una empresa que es un referente en el trabajo bien hecho y que ofrece una gran credibilidad y mucha profesionalidad. Esta ducha está pensada para niños de 9 meses a 2 años de edad. Es muy fácil de montar, y muy rápida lo que aporta un gran ahorro de tiempo.

La bañera plegable tiene 65 centrímetros de diámetro. Cada vez existen más opciones que aportan comodidad y mejoran la convivencia en la familia teniendo en cuenta que los pisos de hoy día son cada vez más pequeños. Puedes comprar esta bañera con total comodidad desde tu propia casa y la recibes en tu hogar.

Existen regalos que son prioritarios y otros que son totalmente secundarios. Sin embargo, la bañera pop-up es una apuesta segura en base a las necesidades reales que tiene un niño en su día a día. Un buen baño no sólo potencia su bienestar físico sino también, emocional ya que los bebés se relajan de verdad, descansan mejor después de un baño acompañado de un masaje final.

Un buen baño es la mejor forma de despedir el día antes de ponerle el pijama. La bañera pop-up es de primera calidad.

Imagen: Melocotón Kids